Las personas que tosen al comer, que carraspea y que no pueden hablar:” voz húmeda” tras el atragantamiento, aunque se mínimo corren peligro de sufrir una neumonía aspirativa. La espasticidad, el ictus, cualquier daño neurológico puede producir disfagia. En este artículo se explica el proceso y medidas para evitar las microaspiraciones de restos alimenicios.